Por Jonathan Lambert

Las personas que viven con el VIH están a un pasos de tener una alternativa de tratamiento una vez al mes.

No hay cura para el VIH. Pero la terapia antirretroviral combinada, puede detener efectivamente la replicación del virus. Sin embargo, para que la terapia funcione las personas deben seguir un régimen diario de dos o más píldoras, que según los expertos puede ser un desafío para muchos.

Resultados de dos ensayos clínicos de fase III sugieren que una inyección mensual de medicamentos antirretrovirales funciona tan bien como las píldoras diarias , informaron los investigadores en dos estudios publicados en New England Journal of Medicine el 4 de Marzo. Si los entes reguladores lo aprueban, la terapia podría ser un tratamiento conveniente para aproximadamente 1,1 millones de personas que viven con el VIH en los Estados Unidos.

“Desde la perspectiva del paciente, estos resultados son muy positivos”, dice Elizabeth Tolley, epidemióloga de FHI 360, una organización sin fines de lucro de salud pública con sede en Durham, Carolina del Norte. Una alternativa mensual podría ser una mejor opción para muchos.

El ART inyectable es una combinación de acción prolongada con cabotegravir y rilpivirina. Uno de los ensayos clínicos fue dirigido por Chloe Orkin, investigadora del VIH en la Universidad Queen Mary de Londres. Inscribió a 566 participantes que nunca habían recibido tratamiento antirretroviral, iniciaron con tratamientos vía oral, que incluía una combinación de otros medicamentos contra el VIH, durante 20 semanas para controlar el virus. Luego, los participantes hicieron la transición a inyecciones mensuales o continuaron usando el tratamiento por la vía oral.

El otro ensayo, dirigido por Susan Swindells, de la Universidad de Nebraska en Omaha, inscribió a 616 participantes cuyo VIH ya había sido controlado con terapia por vía oral.

En ambos ensayos, los participantes fueron asignados aleatoriamente para recibir el tratamiento de inyección mensual o continuar tomando píldoras. Después de 48 semanas, no hubo diferencias significativas en la carga viral de los participantes para cada tratamiento, lo que sugiere que las inyecciones mensuales funcionan tan bien como las píldoras. La mayoría de los pacientes informaron algo de dolor o hinchazón con la inyección.

“Hay ventajas y desventajas” en cada opción, dice Marc Siegel, médico especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad George Washington en Washington, DC. “El paciente no tendrá que acordarse de tomar una píldora todos los días, aunque tendrán que visitar el consultorio médico una vez al mes “.

Las inyecciones mensuales pueden ser más factibles para las personas que luchan con la inestabilidad de la vivienda y no tienen un lugar para almacenar píldoras, dice Siegel. “Si podemos encontrar la manera de ayudar a estas personas a llegar a una clínica, podríamos llegar a un grupo que ha sido más difícil de tratar”.

En dos ensayos clínicos, se demostró que una inyección mensual de medicamentos antirretrovirales era tan efectiva como un régimen diario por vía oral para controlar el VIH.

Referencias:

C. Orkin y col. Cabotegravir y rilpivirina de acción prolongada después de la inducción oral para la infección por VIH-1 . New England Journal of Medicine. Publicado en línea el 4 de marzo de 2020. doi: 10.1056 / NEJMoa1909512.

S. Swindells y col. Cabotegravir y rilpivirina de acción prolongada para el mantenimiento de la supresión del VIH-1 . New England Journal of Medicine. Publicado en línea el 4 de marzo de 2020. doi: 1

SERGII PETRUK / ISTOCK / GETTY IMAGES PLUS

En: https://www.sciencenews.org/article/hiv-monthly-treatment-antiretroviral-therapy-shot