Muchas de las unidades de cuidados intesivos están muy ocupadas, lidiando con la pandemia en estos días, y una encuesta reciente muestra que los médicos en la UCI están sintiendo el estrés.

Por Richard Franki

Están preocupados por infectarse, y están aún más preocupados por infectar a los miembros de la familia, según la Society for Critical Care Medicine,  que encuestó a miembros  de cuatro organizaciones profesionales: la Asociación Estadounidense de Enfermeras de Cuidados Críticos, American College of Chest Physicians, American Thoracic Society y SCCM – 7-22 de abril de 2020.

Cuatro ítems en la encuesta evaluaron el nivel de estrés o preocupación de los encuestados en una escala de 1-10:

  • Estrés personal ante la pandemia de COVID-19.
  • Estrés personal como resultado de la pandemia de COVID-19.
  • Preocupación por la exposición personal a COVID-19.
  • Preocupación por exponer a los miembros de la familia a COVID-19.
  • El estrés personal aumentó de una mediana de 3 antes de la pandemia a un actual 8, un nivel que fue igualado por las preocupaciones personales por estar expuesto y superado (10) por las preocupaciones por exponer a los miembros de la familia, informó el SCCM en una publicación de blog.
  • La mayoría de los encuestados “están tomando medidas especiales para limitar la posible propagación del virus a sus seres queridos, incluida la implementación de una rutina de descontaminación antes de interactuar con las familias”, escribió el SCCM.
  • La estrategia más común, empleada por el 72% de los médicos de la UCI, es cambiarse de ropa antes / después del trabajo. El 64% de los proveedores mencionaron la ducha antes de unirse a la familia, seguido de limitar el contacto hasta la descontaminación (57%) y usar desinfectante para manos antes de ingresar a la casa (51%), dijo el SCCM.
  • Las medidas más extremas incluyeron el autoaislamiento dentro de sus hogares (16%) y permanecer en una vivienda alternativa lejos de sus familias (12%), dijo el SCCM, basado en datos de 9.120 médicos en los Estados Unidos.
  • La mayoría de los encuestados (88%) informaron haber atendido a un paciente con COVID-19 confirmado o presunto. Las enfermeras constituyeron la mayoría (91%) de la muestra, que también incluía enfermeras practicantes y asistentes médicos (4.5%) y médicos (2.9%), así como un menor número de terapeutas respiratorios, farmacéuticos y personal de vuelo de medicina de emergencia.
  • Los resultados de la encuesta “subrayan los sacrificios personales de los médicos de cuidados críticos durante la respuesta COVID-19 y sugieren la necesidad de ayudarlos a controlar el estrés de manera proactiva”, escribió el SCCM.
  • En: https://www.medscape.com/viewarticle/930244