Doug Brunk

Casi dos tercios de los médicos en todo el mundo refieren incremento significativo del consumo de contenido médico virtual desde que comenzó la pandemia de COVID-19, y casi una cuarta parte predice que los cambios en la forma en que tienen acceso a tal contenido serán permanentes.

Estos son dos hallazgos clave de un documento técnico basado en una encuesta virtual de investigación de mercado de Medscape,en la que participaron 8.175 médicos, que se realizó del 13 al 19 de mayo de 2020. El objetivo era evaluar las percepciones y experiencias de los médicos en relación con la pandemia de COVID-19.

La mayoría de los encuestados (6.781) ejercía fuera de Estados Unidos y los 1.394 restantes, dentro del país. Tenían amplia variedad de experiencia práctica. Específicamente, 14% había estado ejerciendo durante 1 a 5 años, 10% durante 6 a 10 años, 19% durante 11 a 20 años, 25% durante 21 a 30 años y 32% por más de 30 años.

Los tres principales ámbitos de práctica en los cuales los encuestados ejercían fueron: hospital (45%), consultorio individual (13%), y práctica de grupo de especialidad única con sede en consultorio (10%).

Sesenta y cuatro por ciento de todos los encuestados indicó que su consumo de contenido médico en línea era “mucho más alto” o “más alto”, en comparación con los niveles prepandémicos.

En Estados Unidos el máximo incremento del uso de contenido virtual fue entre cardiólogos (66% de los encuestados), médicos de atención primaria (66% de los encuestados), médicos que ejercen en especialidades menos comunes (un total de 70% de los informantes). El incremento más bajo en el uso fue entre oncólogos (47% de los informantes).

En países extranjeros el máximo porcentaje de incremento en el uso de contenido médico virtual (mucho más alto/más alto) fue en México (72% de los encuestados) y el incremento más bajo fue en Italia (55% de los encuestados).

Aproximadamente la mitad de los informantes (51%) manifestó que esperaba aumentar su uso de aplicaciones informáticas profesionales y para médicos y proveedores de la salud, como resultado de la pandemia de COVID-19. En Estados Unidos el máximo incremento se espera entre endocrinólogos (58%), y el más bajo se espera entre neurólogos (22%) y oncólogos (22%).

Fuera de Estados Unidos el máximo aumento se espera entre cardiólogos (55%) y médicos de atención primaria (56%); el más bajo se espera entre neurólogos (47%).

Después de la pandemia

Los encuestados también esperan que después de la pandemia haya alejamiento considerable de los medios de comunicación y del intercambio de información presencial habitual, y mayor uso de plataformas totalmente digitales a través de los sitios web médicos. Por ejemplo, 59% espera disminución de los congresos presenciales y 67% espera aumento de los congresos virtuales.

Al mismo tiempo, 63% espera disminución de las reuniones en persona con representantes farmacéuticos, mientras que 37% espera aumento de las reuniones virtuales con representantes farmacéuticos.

Cuando se preguntó a los participantes de la encuesta por cuánto tiempo pensaban que perdurarían tales cambios en relación a cómo utilizan las diferentes fuentes de información, 11% dijo que hasta 6 meses, 31% que de 6 meses a menos de 1 año, 27% de 1 a 2 años, 8% de 3 o más años y 23% esperaba que los cambios fueran permanentes.

“Desde una perspectiva educacional, la pandemia de COVID-19 ha abierto numerosas puertas que antes no estaban abiertas, es decir, crecimiento astronómico del aprendizaje virtual, que los congresos nacionales e internacionales se estén convirtiendo en congresos virtuales en línea, y enorme auge de educación en línea a través de portales como Medscape“, declaró en una entrevista como parte del informe el Dr. James L. Januzzi, cardiólogo del Massachusetts General Hospital, en Boston, Estados Unidos.

Otro entrevistado, el Dr. Mark S. Silverberg, Ph. D., gastroenterólogo con sede en Toronto, Canadá, caracterizó este momento actual como una “oportunidad para aceptar nuevas tecnologías que permitan que la medicina y la asistencia sanitaria sean más eficientes y con tecnología más fácil de utilizar”.

De acuerdo con el documento técnico, la Red Profesional de Medscape es el sitio web más visitado para información médica profesional por los clínicos estadounidenses y por los médicos de los cinco países más grandes de la Unión Europea (Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y España).

Desde el inicio de la pandemia el tráfico en línea a Medscape ha aumentado a medida que los profesionales de la asistencia sanitaria han consumido información sobre la COVID-19, y también sobre una amplia diversidad de contenido diferente a la COVID-19.

El número de visitantes de una sola vez al sitio web de Medscape en la Unión Europea y Estados Unidos básicamente se duplicó en marzo de 2020, en comparación con marzo de 2019. En la Unión Europea, por ejemplo, las vistas de página editorial llegaron a 75% en marzo de 2020, y a 57% en abril de 2020, en comparación con los mismos meses de 2019.

“La transformación digital de las industrias sanitaria y farmacéutica se aceleró durante la pandemia de coronavirus”, concluye el informe.

Los líderes de opinión clave y los expertos de la industria coinciden que en el mundo subsiguiente a la pandemia, incluso cuando se levanten los confinamientos y se relajen las restricciones, permanecerán las nuevas tendencias hacia el aumento de las comunicaciones digitales.

“La telemedicina, los congresos y las conferencias virtuales, así como la educación profesional en línea, desempeñarán un papel cada vez más importante. Los médicos continuarán obteniendo las últimas noticias médicas y perspectivas de expertos, información sobre fármacos y enfermedades, esenciales para la práctica y educación médica continuada de sitios web de medicina”.