La Organización Mundial de la Salud advierte del aumento significativo de la disnea, dificultad para respirar o sensación de falta de aire, entre los afectados de la infección por coronavirus

En plena octava ola de covid, tras pasar una séptima que muchos especialistas en salud pública consideran ha sido «silenciosa», la Organización Mundial de la Salud (OMS) continúa alerta ante las variantes y subvariantes del virus que siguen surgiendo y con las que van apareciendo síntomas diferentes de la cepa inicial del SARS-CoV-2.

Ahora la OMS advierte de la disnea, un síntoma que ha aumentado entre los nuevos pacientes covid. Se trata de la dificultad para respirar, sensación de falta de aire, de asfixia o ahogo. Otros síntomas que mantienen alerta a la OMS son la pérdida de movilidad, la sensación de confusión y el dolor de pecho. En caso de padecer estos síntomas, recomiendan acudir a un centro de salud «de inmediato».

Otros síntomas de las nuevas variantes covid

Los linajes BA.4 y BA.5, derivados de ómicron, son mayoritarios en España y tienen algunas diferencias respecto a variantes anteriores, como un periodo de incubación más corto. Los síntomas pueden aparecer a los pocos días de haber estado en contacto con una persona contagiada.

Además, estas subvariantes pueden provocar diarrea, hipotensión ortostática (mareos y sensación similar a los vértigos), pesadez y dolor en las piernas y dolor abdominal.

Pero también comparten otros síntomas con sus predecesoras, como la fiebre, la fatiga, el dolor de cabeza, la congestión, el dolor de garganta y la tos. Según observan algunos médicos de Atención Primaria, aunque es menos frecuente que estas subvariantes deriven en neumonías, sí que provocan efectos más incapacitantes durante algunos días.

Cuarta dosis de la vacuna

El aumento de casos y el contagio entre personas vacunadas o que ya han pasado la enfermedad, ha llevado a Sanidad a confirmar que la segunda dosis de refuerzo para los mayores de 60 años se inoculará a la vez que la vacuna de la gripe, probablemente el próximo otoño o invierno.

Como ha ocurrido durante toda la campaña de vacunación, el proceso será gradual y se planificará por grupos etarios. Primero serán los mayores de 80 años; más tarde, los profesionales sanitarios y grupos de riesgo, y posteriormente, los mayores de 60, aunque también se dividirán en dos grupos, con prioridad para las personas de 70 a 79 años y luego, las de 60 a 69.

En: https://www.burgosconecta.es/sociedad/salud/disnea-confusion-perdida-20220721204626-nt.html