Un nuevo informe publicado hoy destaca los logros y las brechas en la implementación de las estrategias del sector de la salud mundial para el VIH, las hepatitis virales y las infecciones de transmisión sexual (ITS) de 2016 a 2021 y describe los pasos clave necesarios para eliminar estas enfermedades como una amenaza para la salud pública al 2030. 

El informe contiene nuevas estimaciones para la hepatitis viral y las cuatro principales ITS prevenibles y curables; y la mayoría de los objetivos no se habían alcanzado en 2020, incluso antes de que golpeara la pandemia de COVID-19.  

  • El VIH, las hepatitis virales y las infecciones de transmisión sexual continúan siendo importantes amenazas para la salud pública y representan 1 millón de nuevas ITS por día, y cuando se toman en conjunto resultan en 2,3 millones de muertes y 1,2 millones de cánceres por año.
  • Los nuevos datos muestran que las hepatitis B y C causaron 3,0 millones de nuevas infecciones y 1,1 millones de muertes en 2019 . Solo se diagnostica el 10% de las personas que tienen una infección crónica por el virus de la hepatitis B; 22% de los cuales reciben tratamiento. Para la infección por hepatitis C, el 21% de las personas son diagnosticadas y el 62% de las cuales reciben tratamiento. A pesar de los avances en la consecución de los objetivos de hepatitis para 2020, las brechas para lograr los objetivos de 2030 son enormes.
  • Con 1,7 millones de personas infectadas por el VIH en 2019 , la incidencia del VIH ha caído a su cifra anual más baja desde 1990. Sin embargo, sigue estando muy por debajo del objetivo mundial de menos de 500 000 nuevas personas infectadas para 2020.
  • Los nuevos datos sobre las ITS muestran 374 millones de casos nuevos por año . Aparte de la lenta disminución de la sífilis congénita, la incidencia de la mayoría de las otras ITS se está estancando a pesar de los ambiciosos objetivos.

Sin embargo, ha habido algunos casos de éxito importantes: la reducción de la incidencia de la infección por hepatitis B es una de las pocas metas de salud de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que va por buen camino. Además, nuevos datos muestran que 9,4 millones de personas están recibiendo tratamiento para la infección crónica por el virus de la hepatitis C , un aumento de más de nueve veces desde 2015. 

Ha habido una expansión a gran escala del tratamiento del VIH y una reducción de la transmisión maternoinfantil de la sífilis y el VIH. Dos tercios de todas las personas que viven con el VIH y el 85% de las mujeres embarazadas que viven con el VIH están recibiendo terapia antirretroviral, lo que provoca una disminución sustancial de la mortalidad y menos infecciones pediátricas por transmisión vertical.

Muchos más países cuentan ahora con planes estratégicos nacionales y directrices actualizadas para abordar las ITS. Está aumentando la cobertura de intervenciones como el cribado de la sífilis en mujeres embarazadas en la atención prenatal y la vacunación contra el virus del papiloma humano.

Un desafío clave es que muchas personas no pueden acceder a estas intervenciones vitales. En muchas situaciones, las poblaciones más afectadas y con mayor riesgo, los jóvenes y los estigmatizados por estas enfermedades, están perdiendo servicios. Los servicios de pruebas de VIH, prevención e ITS también se han visto interrumpidos durante COVID-19. La pandemia ha obligado a los tres programas de enfermedades a innovar para brindar y mantener servicios de salud esenciales.

“El informe de rendición de cuentas se habría visto muy diferente hace un año, antes de COVID-19”, dice la Dra. Meg Doherty, Directora del Departamento de Programas Mundiales de VIH, Hepatitis e ITS de la OMS. “Nuestro progreso hasta la fecha demuestra que tenemos las intervenciones y los enfoques para lograr un gran impacto y reconstruirnos con más fuerza contra el COVID-19, el VIH, la hepatitis viral y las ITS. El informe es un llamado a la acción; tenemos 9 años para alcanzar nuestras metas de los ODS; necesitamos que todas las partes interesadas aceleren la acción en las tres enfermedades para lograr nuestros objetivos ambiciosos pero alcanzables para 2030 ”.

https://www.who.int/news/item/20-05-2021-new-report-highlights-global-progress-on-reducing-hiv-viral-hepatitis-and-sexually-transmitted-infections-and-signals-need-for-renewed-efforts-to-reach-2030-targets