Esta semana en la investigación del VIH: hallazgos del embarazo que no son sobre Dolutegravir

Esta semana en la investigación del VIH: hallazgos del embarazo que no son sobre Dolutegravir

Barbara Jungwirth Myles Helfand

EDITOR EJECUTIVO

1 de agosto de 2019

Si bien los grandes titulares recientes en la investigación sobre el VIH y el embarazo se han centrado en la seguridad de dolutegravir (Tivicay), una serie de nuevos estudios han avanzado nuestro conocimiento en otras áreas. La mayoría de los estudios que hemos seleccionado para la exploración de esta semana resaltan algunos de los temas de embarazo no solo sobre dolutegravir. De barril en la investigación de hoy:

• Preocupaciones previas con respecto al uso de raltegravir (Isentress) en el embarazo se sobreinflaron, de manera similar a las preocupaciones previas con respecto al uso de dolutegravir.

• Puede haber una relación entre la comodidad de una mujer embarazada al revelar su estado de VIH y su probabilidad de lograr la supresión viral.

• Cualquier reducción en el tamaño corporal entre los recién nacidos expuestos al VIH parece desaparecer en 18 meses.

• Los problemas de audición entre las personas que viven con el VIH (PLWH) parecen estar relacionados con el virus en sí y no con los medicamentos utilizados para tratarlo.

Pasemos para una mirada más detallada. Para vencer al VIH, ¡debes seguir la ciencia!

Raltegravir parece seguro antes y durante el embarazo

Tomar raltegravir durante el embarazo no está asociado con defectos del tubo neural (NTD) en el bebé, se encontró un análisis de los datos de la base de datos de seguridad del fabricante que se publicó en el Journal of Acquired Immune Deficiency Syndrome .

El año pasado, se emitió una advertencia para un inhibidor de la integrasa similar, dolutegravir, lo que aumenta la preocupación de que raltegravir también pueda causar NTD. Los autores del estudio actual analizaron datos sobre 2,426 embarazos, encontrando tres bebés con defectos del tubo neural . En la población general, la tasa estimada de NTD es de 19 por cada 10.000 nacimientos.

La mayoría de los informes provienen de Europa y los EE. UU., Mientras que la preocupación inicial se planteó en Botswana, donde la suplementación con folato, que se recomienda para prevenir las ETD, es poco común. Los resultados del estudio se presentaron originalmente en marzo en la conferencia CROI 2019 en Seattle y se reiteran en el informe actual.

Mientras tanto, en la conferencia IAS 2019 en la Ciudad de México a fines de julio, los investigadores se retractaron de la advertencia de dolutegravir, lo que provocó que la Organización Mundial de la Salud revisara sus recomendaciones . El resultado: la orientación de expertos es que ahora no hay razón para negar el acceso a dolutegravir o raltegravir para las mujeres que están o quieren quedar embarazadas.

Divulgación del VIH tenuemente vinculada a la supresión viral en mujeres embarazadas

¿Existe una relación entre la decisión de una mujer embarazada de revelar su estado de VIH y sus probabilidades de lograr la supresión viral? Condicionalmente sí, según un estudio publicado en el Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes .

Los investigadores reunieron datos sobre 1.187 mujeres embarazadas que viven con el VIH en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. La asociación entre la carga viral detectable (≥ 50 copias / ml) y la divulgación dependía de tres factores :

• Si la mujer aprendió su estado de VIH antes o durante el embarazo.

• Si estaba casada o cohabitaba con una pareja masculina a quien le reveló su estado de VIH.

• Qué relación tenía con cualquier otra persona a quien revelara.

La divulgación no hizo ninguna diferencia en la supresión viral para las mujeres que ya sabían que estaban viviendo con el VIH cuando quedaron embarazadas. Entre los que fueron diagnosticados durante el embarazo, la divulgación a un miembro de la familia o la comunidad se asoció con la supresión viral 12 meses después del parto, y la divulgación a un compañero masculino vivo estuvo relacionada con la supresión viral en el parto, especialmente cuando la mujer le dijo a su pareja sobre el diagnóstico poco después de recibirlo. “La asesoría sobre divulgación puede ser más efectiva si se adapta a las circunstancias individuales de las mujeres”, concluyeron los autores del estudio.

Los bebés expuestos al VIH son más pequeños al nacer, pero se ponen al día rápidamente        

Los niños que están expuestos al VIH, pero que no viven con el virus, son más pequeños al nacer que un grupo de niños no expuestos, pero la diferencia disminuye con la edad, encontró un estudio danés publicado en Clinical Infectious Diseases .

Los investigadores compararon el peso y la talla por edad, así como el peso por longitud / índice de masa corporal (IMC) para las puntuaciones de edad de 485 niños expuestos al VIH y 2,495 controles, todos los cuales fueron seguidos hasta los 5 años. Los datos provienen de un registro nacional que incluye a todos los niños nacidos en el país durante el período de estudio. La diferencia de tamaño observada al nacer desapareció a los 18 meses de edad .

La diferencia observada en el IMC puede estar relacionada con la alimentación con fórmula de bebés nacidos de mujeres que viven con el VIH, de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para entornos de altos recursos, anotaron los autores del estudio. Expresaron la preocupación de que el crecimiento más rápido que los bebés expuestos al VIH parecen experimentar durante su primer año de vida puede predisponerlos a un mayor riesgo de obesidad y otros trastornos más adelante en la vida.

Los autores del estudio pidieron más datos sobre las implicaciones a largo plazo para la salud de los niños expuestos al VIH en el útero pero nacidos con VIH negativo.

Dificultades auditivas en personas con VIH relacionadas con el sistema

Los antirretrovirales no afectan la audición en las personas que viven con el VIH. Por el contrario, los problemas auditivos pueden estar relacionados con el efecto del virus en el sistema central de procesamiento auditivo, mostró un pequeño estudio publicado en AIDS .

Los investigadores analizaron datos de pruebas de audición repetidas entre 391 personas que viven con el VIH, de las cuales 107 comenzaron el tratamiento durante el período de estudio, y 72 controles VIH negativos en Tanzania. Se realizaron tres pruebas (no todas fueron completadas por todos): audiometría, emisiones otoacústicas de productos de distorsión y umbral de detección de brechas.

El umbral en la última prueba aumentó independientemente del inicio del tratamiento del VIH , lo que sugiere problemas en el sistema nervioso central (SNC) en lugar del oído. Si bien la prueba del producto de distorsión indicó un empeoramiento de la función de las células ciliadas externas en el oído con el tiempo, este cambio no difirió significativamente de aquel en el grupo VIH negativo. Los autores del estudio anotaron que parte de las diferencias observadas en esa prueba pueden deberse a dificultades para administrarla.

Otra investigación realizada en China indica que las dificultades para comprender el habla contra el ruido de fondo se correlacionan con la función cognitiva en PLWH. Los resultados de este estudio muestran que los problemas con las tareas auditivas centrales en las PVVS probablemente estén relacionados con la disfunción del SNC y no con los efectos de la terapia antirretroviral, concluyeron los autores.

En: https://www.thebodypro.com/slideshow/this-week-in-hiv-research-pregnancy-findings-that-arent-about-dolutegravir