Otro estudio observacional agrega leña al fuego, pero se necesita más investigación

Por Molly Walker, editora asociada, MedPage Today

Más datos de estudios observacionales, esta vez en pacientes hospitalizados, indicaron que la famotidina, que se usa para tratar la acidez estomacal, se asoció con mejores resultados clínicos en pacientes con COVID-19.

El uso de famotidina en un pequeño grupo de 83 pacientes se asoció con un menor riesgo de
intubación y mortalidad hospitalaria , informaron Jeffrey Mather, MS, del Hartford Hospital en Connecticut.

Además, el uso de famotidina también se asoció con niveles más bajos de marcadores inflamatorios séricos que indican una enfermedad grave, escribieron los autores en el American Journal of Gastroenterology.

La famotidina es un antagonista del receptor de histamina-2. Los autores señalaron que actualmente se desconoce el mecanismo por el cual la famotidina podría mejorar los resultados de COVID-19, pero se planteó la hipótesis de que podría funcionar a través del “agonismo inverso” del receptor, lo que implica que el SARS-CoV-2 está “al menos parcialmente mediado por liberación patológica de histamina “, dijeron los autores.

El fármaco se vinculó con reducciones significativas en las muertes intrahospitalarias y un resultado combinado de muerte e intubación en pacientes hospitalizados en China, así como una mejoría de los síntomas en una pequeña serie de casos de pacientes no hospitalizados, principalmente en los EE. UU.

Los investigadores realizaron un análisis de propensión emparejada utilizando datos electrónicos de pacientes que dieron positivo al SARS-CoV-2 del 24 de febrero al 13 de mayo en un solo centro médico. El “uso de famotidina” se definió como famotidina oral o intravenosa, en cualquier dosis, dentro de los 7 días posteriores a la detección de COVID-19 y / o la admisión al hospital.

Los resultados primarios fueron muerte intrahospitalaria, necesidad de ventilación mecánica y una combinación de muerte o necesidad de ventilación. Los resultados secundarios incluyeron marcadores séricos de gravedad de la enfermedad.

Del total de 878 pacientes, aproximadamente el 10% recibió famotidina. La edad media de todo el grupo fue de 67 años y el 55% eran hombres. Aproximadamente el 22% de los pacientes murieron durante la hospitalización, el 27% requirió ventilación mecánica y el 12% cumplió con los criterios de “muerte e intubación combinadas”.

Aproximadamente dos tercios de los pacientes que recibieron famotidina durante la hospitalziacion, mientras que el 29% tomó el medicamento antes de la admisión y hospitalizado. Se administró famotidina oral en la gran mayoría de los casos versus famotidina intravenosa (83% frente a 17%, respectivamente). Los pacientes que recibieron famotidina tendieron a ser más jóvenes, pero no hubo otras diferencias significativas en las características iniciales o sus comorbilidades preexistentes, anotaron los autores.

Entre el grupo de estudio emparejado de 772 pacientes, el 51% recibió hidroxicloroquina, el 51% recibió azitromicina, el 49% recibió corticosteroides y aproximadamente el 4% recibió remdesivir.

El uso de famotidina se asoció con una reducción del riesgo de mortalidad hospitalaria (OR 0,366; IC del 95%: 0,155-0,862; P = 0,021), así como un menor riesgo de la variable combinada de muerte o intubación (OR 0,495; IC del 95%: 0,228-0,965). , P = 0,04).

La intubación se produjo en el 22% del grupo de famotidina en comparación con el 32% del grupo sin famotidina.

Al examinar los resultados secundarios, el uso de famotidina se asoció con niveles medios máximos de proteína C reactiva significativamente más bajos y niveles medios más bajos de procalcitonina. También hubo una tendencia no significativa hacia niveles medios más bajos de ferritina en el grupo de famotidina, anotaron los autores.

Un análisis de sensibilidad encontró que el fármaco parecía funcionar especialmente bien en pacientes con las puntuaciones nacionales de alerta temprana más altas (NEWS).

Los investigadores advirtieron que se trata de un estudio retrospectivo, observacional y de un solo centro, cuyos hallazgos deben interpretarse con cautela. Sugirieron más investigación sobre el efecto de la famotidina en COVID-19, incluida la dosis, la vía de administración y el momento.

Actualmente, la famotidina se está evaluando en un ensayo clínico aleatorio bajo una nueva exención de medicamentos en investigación en combinación con hidroxicloroquina o remdesivir.

Última actualización 18 de agosto de 2020