Por Bruce Jancin

La pandemia de COVID-19 está cargada de giros inesperados, entre ellos una caída dramática en los volúmenes de pacientes que acuden a las emergencias, según un panel de expertos sobre las consecuencias imprevistas de la atención pandémica organizada por los presidentes de la Sociedad de Medicina de Cuidados Críticos y el Colegio Americano de Emergencia. Medicamento.

“En el pico de exposición a la enfermedad o infección por COVID-19, los volúmenes de pacientes de Departamento de Emergencias, que en realidad no son muy diferentes de otros en todo el país, se redujeron a la mitad. Y esos cambios ocurrieron en prácticamente todas las formas de Presentación de la DE, . Ahora estamos más allá de nuestro nivel más alto de exposición a pacientes clínicamente sintomáticos de COVID-19 en el oeste de Pensilvania, pero esa recuperación en volumen aún no ha ocurrido “. explicó  Donald M. Yealy, MD , profesor y presidente del departamento de medicina de emergencia de la Universidad de Pittsburgh.

Dr. Donald Yealy

Él y otros panelistas también abordaron algunos de los otros desarrollos imprevistos en la pandemia de COVID-19, incluida una manifestación infantil recientemente reconocida llamada ahora síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico asociado a COVID, una segunda ola masiva anticipada de pacientes no COVID que se espera que lleguen tarde a los DE y las clínicas de atención primaria después de haber evitado la atención médica necesaria por miedo a la infección y el impacto negativo de la pandemia en la educación médica.

Quién no aparece en el servicio de urgencias

El Dr. Yealy dijo que en todo el país, el número de pacientes que llegan a la sala de urgencias con infarto agudo de miocardio con elevación del segmento ST, accidente cerebrovascular , trauma y otras patologías agudas ha disminuido sustancialmente. Pero el volumen de pacientes con afecciones más habituales y habituales que se observan habitualmente en los servicios de urgencias ha disminuido aún más.

“Se podría decir que si estuviera diseñando desde el lado del seguro, esto es exactamente lo que esperaría. Escuché que algunas personas en el lado del negocio solo de seguros realmente están experimentando un trato bastante bueno en este momento: Están cobrando primas y no tienen que pagar en el servicio de urgencias ni en el hospital “.

Ajustar el mensaje de salud pública sobre la búsqueda de atención médica

“Una de las víctimas imprevistas de la pandemia son los pacientes que no la padecen. Se necesitará mucho trabajo y un esfuerzo coordinado para volver a relacionarse con esos pacientes”, predijo el presidente del SCCM  Lewis J. Kaplan, MD , profesor de cirugía en la Universidad de Pennsylvania, Filadelfia.

Dr. Lewis Kaplan

Evie G. Marcolini, MD , describió lo que cree que es necesario ahora: “Necesitamos concentrarnos en hacer correr la voz al público de que el infarto agudo de miocardio, accidente cerebrovascular y otras lesiones agudas siguen siendo un problema urgente y garantizar al menos una llamada a su médico o la consideración de venir al servicio de urgencias.

Dr. Evie Marcolini

“Creo que cuando comenzamos, le decíamos a la gente: ‘No entren’. Ahora estamos tratando de marcarlo un poco y decir: ‘Escucha, hay cosas por las que realmente tienes que venir. Y te mantendremos a salvo’ “, dijo el Dr. Marcolini, médico de emergencia y atención neurocrítica. especialista en el Dartmouth-Hitchcock Medical Center, Hanover, NH

“Es seguro”, estuvo de acuerdo el Dr. Yealy. “El lugar más seguro del mundo para estar en este momento es el servicio de urgencias. Todos están acordonados. Hay mucho más EPP [equipo de protección personal]. Ahora hay un nivel de precisión que debería haber existido pero que nunca existió en nuestras temporadas anteriores de influenza . Entonces tenemos algo que ofrecer y podemos tranquilizar a las personas “.

Habló de un próximo “tsunami de enfermedades no tratadas”.

“Mi preocupación es que hay un subconjunto significativo de personas que se mantienen alejados de su proveedor de atención primaria. Mi temor es que no estemos tan conscientes de esto”, dijo. “Junto con nuestros socios de atención primaria, tenemos que encontrar formas de llegar a las personas que ignoran enfermedades y lesiones de las que toman decisiones a largo plazo sin darse cuenta. Tenemos que encontrar una manera de comunicarnos con esas personas y decirles está bien buscar ayuda “.

El ex presidente inmediato de SCCM,  Heatherlee Bailey, MD , también ve una ola problemática inminente.

“Estoy bastante preocupado por la próxima segunda ola de pacientes no COVID que se han quedado en casa con su empeoramiento de la insuficiencia renal que ha pasado de 2 a 5 porque han estado tomando muchos AINE, o la persona que ha tenido varios eventos vasculares cerebrales transitorios transitorios y hemos perdido la oportunidad de prevenir alguna enfermedad importante. En algún momento van a volver, y tenemos que descubrir cómo conectar a estas personas con cuidado, ya sea a través del servicio de urgencias o con su proveedor de atención primaria, para prevenir estos posibles malos resultados “, dijo el Dr. Bailey del Centro Médico de Asuntos de Veteranos de Durham (NC).

Orientación provisional para pediatras sobre un nuevo síndrome alarmante

Edward E. Conway Jr., MD , recordó que al principio de la pandemia de los EE. UU., Los pediatras sintieron un alivio de que los niños parecieran estar libres de la enfermedad grave COVID-19. Pero, en las últimas semanas, ha surgido un nuevo síndrome. La ciudad de Nueva York ha registrado más de 100 casos de lo que se llama provisionalmente síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico asociado a COVID. El Dr. Conway y otros están trabajando con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para desarrollar una definición de caso para el síndrome, reportado por primera vez por pediatras en Italia y el Reino Unido.

“Estamos tratando de hacer correr la voz a los pediatras generales sobre los signos y síntomas comunes que deberían hacer que los padres traigan a sus hijos para recibir atención médica”, según el Dr. Conway, jefe de medicina pediátrica de cuidados críticos y vicepresidente. de pediatría en el Jacobi Medical Center en Nueva York.

El noventa por ciento de los niños afectados tienen síntomas abdominales desde el principio, que incluyen dolor abdominal, diarrea , emesis o enteritis después de la imagen. Un sarpullido indescriptible, dolor de cabeza , conjuntivitis e irritabilidad son comunes, tos mucho menos, menos del 25%.

“La idea es que si alguno de estos está asociado con una fiebre que dura más de 4 días, sugerimos que estos niños sean traídos y vistos por un pediatra. No tenemos una directriz formal. Estamos trabajando en eso. pero básicamente la recomendación actual es examinarlos inicialmente con un CBC con diferencial, un químico 10 y pruebas de función hepática, pero también buscar marcadores inflamatorios que vemos en nuestros pacientes con COVID. Nos hemos sorprendido bastante: estos pacientes tienen Proteínas C-reactivas de aproximadamente 240 mg / L en promedio, la ferritina es bastante alta a alrededor de 1,200 ng / ml y dímeros d de 2,300 ng / ml. También hemos encontrado péptidos y troponinas natriuréticos cerebrales muy altos en estos pacientes, “según el Dr. Conway.

Se han hecho analogías entre este síndrome pediátrico COVID-19 y la enfermedad de Kawasaki . El Dr. Conway no está convencido.

“Esto es bastante diferente de Kawasaki en que estos niños generalmente son trombocitopénicos y generalmente presentan DIC [coagulación intravascular diseminada], y los dímeros d son extraordinariamente altos, en comparación con lo que estamos acostumbrados a ver en pacientes pediátricos”, dijo. .

Los niños sintomáticos con banderas rojas de laboratorio deben ser hospitalizados. La mayoría de los niños afectados de la ciudad de Nueva York se han recuperado después de 5 o 6 días en la UCI pediátrica con tratamiento empírico utilizando inmunoglobulina intravenosa (IGIV), corticosteroides y / o inhibidores de interleucina-6. Sin embargo, cinco muertes recientes están ahora en estudio.

El Dr. Yealy comentó que este nuevo síndrome pediátrico es “realmente interesante”, pero hasta la fecha, afecta solo a un porcentaje muy pequeño de niños, y los niños en general han sido mucho menos afectados por la pandemia que los adultos.

“Las poblaciones que se ven afectadas de manera desproporcionada son las personas de edad avanzada, las personas de edad avanzada, las personas de edad avanzada y luego otras poblaciones vulnerables, particularmente los congregantes y los pobres”, dijo. “En mi sitio, las tres cuartas partes de los pacientes que ingresan son pacientes en centros de vida asistida o trabajan en uno de esos centros colectivos”.

El impacto de la pandemia en la educación médica

En muchos hospitales, las grandes rondas se realizan virtualmente a través de videoconferencias, a menudo con los desafíos que conlleva hacer y responder preguntas. Los volúmenes de pacientes hospitalarios están disminuidos. Los estudiantes de medicina no van a hacer rotaciones clínicas. Los estudiantes de medicina y los residentes no pueden viajar para entrevistarse para futuras residencias o trabajos.

“Está afectando la educación en todos los componentes de la medicina. Es difícil decir cuánto tiempo durará esta pandemia. Todos estamos tratando de ser innovadores en el uso de herramientas en línea, pero creo que tendrá un efecto duradero. en nuestro sistema educativo “, predijo el Dr. Marcolini.

La interfaz remota mientras se trabaja desde casa se ha vuelto frustrante, especialmente durante las horas pico de uso de Internet.

“Es asombroso lo lento que se ha vuelto mi sistema doméstico en comparación con lo que está conectado en el trabajo. Ahora, muchas veces, cuando intentas ingresar a tu sistema de trabajo desde casa, esperas mientras esperas a que llegue la siguiente información. “, Comentó el Dr. Kaplan.
En: https://www.medscape.com/viewarticle/930561#vp_1