Según un estudio, es posible diagnosticar el long covid por unas manifestaciones diferenciales

POR ANDREA PÉREZ

¿Sospechas que vuelves a tener Covid-19? Tal vez se trate de long covid. Según un reciente estudio, los expertos diferencian entre los síntomas asociados a la enfermedad aguda y aquellos que se refieren a la patología persistente.

Concretamente, en el artículo ‘Caracterización de patrones de Covid-19 y síntomas prolongados: evidencia de nueve estudios longitudinales del Reino Unido’ se señalan la pérdida del gusto y el olfato, la fatiga, la tos, la dificultad para respirar, los dolores o molestias, la  fiebre, los dolores de cabeza y la dificultad para concentrarse como los principales síntomas del Covid-19 en su fase aguda.

En cuanto a las manifestaciones que presentan aquellos pacientes con covid persistente, suelen ser similares a los síntomas de la enfermedad, sin embargo, hay tres diferencias: la opresión en el pecho, los dolores musculares y la pérdida de memoria.

Por lo tanto, aquellas personas que experimenten pérdida de gusto u olfato y tengan tos tras 12 semanas, lo más probable es que tengan una reinfección del virus, muy común con las nuevas variantes de Ómicron.

Duración de los síntomas covid

Además, otro aspecto que se analiza en este estudio es que las mujeres tienen más manifestaciones de la enfermedad. “Si bien esto podría interpretarse como que las mujeres tienen una mayor carga de síntomas subyacente que los hombres en cada uno de estos grupos, una explicación alternativa podría ser informes diferenciales de síntomas (aparentemente similares) entre hombres y mujeres”, especifican.

En este mismo sentido, los autores de este artículo han observado que hay una disminución de la carga de síntomas en los grupos de mayores en comparación con los jóvenes. De hecho, los patrones de síntomas identificados entre personas con Covid.19 hace menos de 12 semanas se encontró que estaban “fuertemente asociados´2 con la cantidad de tiempo sin poder hacer vida normal debido a estos síntomas.

Tal y como explican los investigadores, han conseguido identificar la patología persistente al “centrarse en la limitación funcional por síntomas de Covid-19“. Por ello, también ha sido clave observar a pacientes que no tenían el virus.

Mejorar el diagnóstico del covid persistente

Para llegar a estas conclusiones analizaron nueve estudios en los que habían participado cerca de 42.000 personas. No obstante, en ellos no se tuvo en cuenta el estado de vacunación de las personas dado que “el momento de la recopilación de datos de síntomas en relación con la implementación del programa de vacunación no habría sido relevante para muchos estudios”, aunque sí que consideran que podría ser de interés para futuras investigaciones.

Asimismo, otro detalle que hay que tener en cuenta a la hora de valorar estos datos es que fueron recopilados antes de la aparición y el dominio de la variante Ómicron en el Reino Unido.

A pesar de estas circunstancias, los investigadores han logrado su objetivo de diferenciar síntomas del long covid con el fin de avanzar en el tratamiento. “Construir la base de evidencia con respecto a los síntomas prolongados típicos de covid mejorará el diagnóstico de este condición y la capacidad de provocar mecanismos biológicos subyacentes, lo que lleva a un mejor acceso del paciente al tratamiento y servicios”, concluyen.