• Las recomendaciones de rutina para una nueva vacuna contra el ortopoxvirus adquieren nueva relevancia

Por Molly Walker

El personal de laboratorio y aquellos que responden a los brotes de ortopoxvirus, incluyendo la viruela y la viruela del mono, deben ser vacunados con Jynneos, según las recomendaciones finales del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) de los CDC, que se publicaron el viernes.

Para el personal sanitario que administre la ACAM2000 o atienda a pacientes infectados por ortopoxvirus, se recomienda Jynneos sobre la base de la toma de decisiones clínicas compartidas, informaron el Dr. Agam Rao, de los CDC, y sus colegas, escribiendo en una edición anticipada del Morbidity and Mortality Weekly Report.

Lo que empezó como una mera formalidad, con una nueva vacuna subcutánea viva de replicación deficiente para sustituir a la ACAM2000, una vacuna de replicación viva (que produce una “toma” en los lugares donde se administra), adquirió nueva relevancia con el reciente brote mundial de viruela del mono.

En un comunicado, los CDC señalaron que “las nuevas directrices no se crearon en respuesta al brote de viruela del mono”, sino que los expertos de la agencia “han estado trabajando para perfeccionar las recomendaciones de uso durante los últimos dos años.”

En noviembre de 2021, el ACIP votó 15-0 para recomendar Jynneos como una alternativa al ACAM2000 para la serie primaria y las dosis de refuerzo.

El ACIP también votó que las personas con riesgo continuo de exposición a ortopoxvirus más virulentos, incluida la viruela del mono, deben recibir un refuerzo con Jynneos cada 2 años, incluidos aquellos con riesgo continuo de exposición que recibieron una serie primaria de ACAM2000.

“Los equipos de respuesta designados de salud pública y de trabajadores de la salud aprobados por las autoridades de salud pública deben recibir la vacunación de refuerzo sólo en el momento de un evento, en lugar de a intervalos regulares”, escribieron los autores.