¿Podrían las transmisiones de VIH del Reino Unido reducirse a casi cero para 2030? El último informe lo sugiere

¿Podrían las transmisiones de VIH del Reino Unido reducirse a casi cero para 2030? El último informe lo sugiere

Gus Cairns

Los hallazgos de Public Health England (PHE) proporcionan evidencia, a través de varios indicadores , que las nuevas infecciones por VIH en el Reino Unido continúan disminuyendo a un ritmo tal que superan los nuevos diagnósticos. De hecho, si los nuevos diagnósticos continúan al mismo ritmo de descenso superarán el número total de personas con VIH no diagnosticadas en el Reino Unido para 2022.

Eso no sucederá, porque la mayoría de los nuevos diagnósticos ahora provienen de una minoría de personas que han tenido VIH durante algún tiempo y no pertenecen a las poblaciones que se hacen las pruebas con frecuencia. A menudo son personas mayores o que han venido de otros países.

El hecho de que la tasa de positividad entre las personas que se hacen la prueba del VIH, en la mayoría de las poblaciones, se haya reducido a la mitad en los últimos años muestra que, si se mantiene el progreso, el Reino Unido podría ser un país de muy baja incidencia para 2030.

Public Health England cita, como medidas que debemos mejorar si queremos alcanzar este objetivo:

Realizar más pruebas en entornos no tradicionales, como departamentos de emergencias, cárceles y pruebas auto administradas

• Pruebas más consecuentes a las personas que acuden a las clínicas con ITS (más de un tercio de los asistentes que se encontraban dentro de los criterios de prueba de VIH consecutivas, no se hicieron las pruebas el año pasado);

• Instituir la puesta en marcha de la PrEP en Inglaterra, puede provocar una “caída rápida de los nuevos diagnósticos de VIH en los asistentes a clínicas de ITS homosexuales y bisexuales a partir de 2019”.

Nuevos diagnósticos e incidencia

El informe dice que 4453 personas fueron diagnosticadas con VIH en el Reino Unido en 2018, se observó una caída del 29% con respecto al año 2014 con 6278 diagnósticos. En este periodo la disminución fue más marcada en hombres homosexuales y bisexuales, donde hubo una caída del 35%, de 3480 a 2250. Si se considera desde el año 2004 donde hubo 7887 diagnósticos el descenso fué del 44%.

Hubo una mayor caída en los diagnósticos de infección reciente por VIH. La proporción de personas para quienes los ensayos de incidencia sugieren que el VIH se adquirió en los cuatro meses anteriores al diagnóstico ha disminuido del 35% al 26%. Esto le permite al PHE estimar que la incidencia del VIH, ha disminuido en no menos del 71% en hombres homosexuales y bisexuales desde 2012, de aproximadamente 2800 infecciones en 2012 a solo 800 en 2018.

Entre 2014 y 2018, la incidencia cayó un 65%. Se estima que la incidencia en los hombres heterosexuales disminuyó en un 55% en el mismo período, y en las mujeres en un 22%.

Esto lleva a un total aproximado de 1450 nuevas infecciones en el Reino Unido al año, alrededor de un tercio del número de nuevos diagnósticos. Incluso si toma la estimación actual de que 7500 personas vivían con VIH no diagnosticado en el Reino Unido en 2018, y agrega otras 1450 nuevas infecciones por año (una cifra que probablemente disminuya aún más), entonces, si se diagnostican los mismos 4453 cada año, llega a una situación en la que hay más diagnósticos que personas que aún no se han diagnosticado para 2022.

  • Esto no sucederá, porque los diagnósticos descenderán como lo hace la incidencia; porque las infecciones de personas fuera del Reino Unido continuarán; y porque las personas no diagnosticadas restantes serán más difíciles de encontrar, se volverán relativamente raros como son las muertes debidas al SIDA

Diagnóstico tardío

El número de personas diagnosticadas tardíamente pueden estar en esa categoría “más difícil de encontrar ”, también ha disminuido, de 3353 en 2009 a 1883 en 2018 (‘tarde’ se define como un recuento de CD4 por debajo de 350). Sin embargo, debido a que los diagnósticos en los recién infectados también han disminuido, la proporción de personas con diagnóstico tardío se ha mantenido bastante estable en el 43%, y es mucho mayor entre algunos grupos, como los hombres heterosexuales africanos (65%) y las personas de más de 50 años (59%).En este último caso, se debe en parte a que las personas mayores de 50 años simplemente tuvieron más tiempo en promedio para vivir sin diagnóstico de VIH, también porque sus recuentos de CD4 tienden a disminuir más rápido en las personas mayores. La proporción de personas diagnosticadas mayores de 50 años ha aumentado del 13% al 21% en la última década.

En un informe publicado este año, reporta que muchas personas con diagnóstico tardío que nacieron en el extranjero en realidad pueden haber sido diagnosticadas antes de su llegada al Reino Unido, pero probablemente no habían estado recibiendo tratamiento. Se estima que el 21% de los nuevos diagnósticos, y el 23% en hombres homosexuales y bisexuales, se realizaron en personas que de hecho habían sido diagnosticadas previamente en el extranjero. Se estima que este grupo representa aproximadamente el 13% de los diagnosticados tardíos.

En los hombres homosexuales, la caída general en los diagnósticos de VIH se hizo eco en los migrantes de otros países, aunque no tan fuertemente: la disminución fue del 52% desde 2014 en los hombres homosexuales nacidos en el Reino Unido y del 36% en los hombres nacidos en el extranjero. Hay una excepción: los nuevos diagnósticos entre hombres homosexuales nacidos en América Latina (donde la prevalencia en los hombres homosexuales es muy alta) y el Caribe no han seguido esta clara tendencia y han oscilado alrededor de 225 casos al año desde 2014. Esto significa que han aumentado a medida que una proporción del total, formando aproximadamente uno de cada siete diagnósticos en hombres gay en 2018.

Los diagnósticos en hombres y mujeres africanos han disminuido desde principios de la década de 2000, lo que refleja tasas de inmigración más bajas de los países de alta prevalencia y una menor prevalencia en esos países. Sin embargo, el informe de PHE señala que para este grupo, los diagnósticos parecen haber dejado de disminuir, o al menos, en 2018, hubo un poco más de ellos que el año anterior (643 en 2018 en comparación con 626 en 2017).Una pregunta que a menudo se hace sobre las personas nacidas en el extranjero es si adquirieron el VIH en su país de origen o en uno nuevo. Aquí ha habido aproximadamente el mismo número de personas que contrajeron el VIH en el extranjero y en el Reino Unido. Sin embargo, y tal vez en contra de las expectativas, el número adquirido en el Reino Unido ha disminuido, de aproximadamente 600 en 2014 a 400 ahora, mientras que el número adquirido en el país de origen se ha mantenido estable en aproximadamente 600 al año. Esto puede deberse a una menor incidencia en el Reino Unido.

Diferencias regionales

Los diagnósticos han caído más rápido en Londres que en otros lugares. Hasta 2014, Londres representaba aproximadamente la mitad de los nuevos diagnósticos en hombres homosexuales; esto ahora ha caído al 39%. Entre los heterosexuales, Londres ya no es la única región con la mayoría de los diagnósticos de VIH: había 461 entre las personas de Midlands y el este de Inglaterra, seguidas por 416 en Londres. Además, el doble de personas no diagnosticadas viven fuera de Londres (aproximadamente 4500) que dentro de Londres (aproximadamente 2100).

Tasa de positividad

Además de las estimaciones de incidencia derivadas de los ensayos, la tasa de positividad de las pruebas de VIH es evidencia de una fuerte disminución de la incidencia.

En 2018, aproximadamente 1.1 millones de personas que asistieron a servicios de salud especializados se hicieron la prueba del VIH, un 6% más que en 2017, lo que representa el 58% de los 1.9 millones elegibles para una prueba. Del 42% que no fueron evaluados, el 45% rechazó una prueba. Las mujeres heterosexuales (el 74% de las que no se hicieron la prueba o el 24% de todas las mujeres asistentes) tenían más probabilidades de rechazar una prueba en comparación con el 12% de todos los hombres heterosexuales y el 4% de los hombres homosexuales.

El porcentaje de aquellos que dieron positivo ha disminuido de 0.3% (uno en 333) en 2014 a 0.13% (uno en 770) en 2018. La positividad se ha reducido en aproximadamente dos tercios en todos los grupos de alta prevalencia. En los hombres homosexuales ha disminuido en un 65%, del 2% en 2014 al 0.7% ahora; en hombres heterosexuales africanos del 0,9% al 0,3%; y en mujeres heterosexuales africanas del 1.3% al 0.4%. Esto muestra que la positividad ha disminuido menos en los grupos de baja prevalencia, como los heterosexuales blancos nacidos en el Reino Unido, aunque todavía ha disminuido. La positividad no ha disminuido solo entre las personas diagnosticadas en atención primaria en áreas de baja prevalencia del Reino Unido, donde la tasa de positividad del 0.2% se ha mantenido estable.

La positividad también ha disminuido, mientras que el número total de pruebas ha aumentado, en otros entornos, como los departamentos de A&E (57,000 pruebas en 2018, 0.7% positivas; pacientes hospitalizados (120,000 evaluados, 0.42% positivos); y prisiones (58,000 pruebas, 1.2% positivo).

Ahora también hay una absorción significativa de auto-muestreo y auto-prueba en el Reino Unido. En 2018, 138,000 personas ordenaron un kit de auto muestreo de su sitio web local de servicios de salud sexual (eSHS); 24,000 del servicio nacional de auto muestreo de VIH en www.freetesting.hiv ; y 56,000 compraron un kit de autoevaluación en línea o en una farmacia. En el servicio nacional de auto-muestreo, la ‘reactividad’ general fue de 0.9% y la fuerte reactividad sugiere un probable resultado positivo (todos los resultados reactivos deben ser confirmados) fue de 0.5%. Los servicios locales de auto muestreo de eSHS fueron utilizados principalmente por heterosexuales, y los nacionales por hombres homosexuales, posiblemente debido a cómo se anunciaron.

90-90-90

En 2018 se anunció que, según las cifras de 2017, el Reino Unido había alcanzado el objetivo 90-90-90 de ONUSIDA , lo que significa que el 72,9% de todas las personas con VIH se sometieron a pruebas, en tratamiento y suprimidas por virus, y que Londres había superado los 95-95 -95 objetivo , o el 85.7% de todas las personas con VIH suprimidas viralmente.

Estas tendencias continúan, con el 93% de las personas con VIH diagnosticadas en el Reino Unido en 2018, el 97% de las personas en tratamiento y el 97% de las personas con supresión viral (85.7% de todas las personas con VIH con supresión viral) Se estima que Londres ha alcanzado, o está muy cerca, el hito altamente simbólico de haber suprimido a más del 90% de su población VIH positiva (95% diagnosticados, 98% de los que están en tratamiento, 97% de los que están viralmente suprimidos = 90.3 %).

De un estimado de 13,100 personas con cargas virales detectables en el Reino Unido, 7,500 no fueron diagnosticadas, 2800 no estaban en tratamiento, y otras 2800 estaban en tratamiento pero no fueron reprimidas viralmente. En el último caso, algunos pueden haber comenzado el tratamiento muy recientemente.

Deberes

En el momento en que se recopilaron las cifras en 2018, se estimaba que había 12,000 personas en PrEP en el Reino Unido a través del ensayo IMPACT en inglés o mediante programas en Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Al menos 5000 estaban comprando PrEP en línea. La prueba IMPACT está en proceso de expansión y para el verano debería haber 26,000 personas accediendo a PrEP a través de eso solo. PHE comenta que, hasta el momento, la PrEP no parece haber tenido un efecto adicional en la reducción de la incidencia del VIH, pero que podría producir caídas adicionales para esta época del año próximo.

Mortalidad

Finalmente, el resultado final de todo esto es reducir aún más las muertes por VIH. El informe de PHE encuentra que solo 473 personas con VIH murieron por todas las causas en el Reino Unido en 2018, con una edad promedio de 55 años. Se estima que entre el 22% y el 47% de estas muertes podrían deberse al SIDA, lo que implica que 104 a 222 muertes podrían haberse detenido, principalmente mediante el diagnóstico temprano de personas, ya que las muertes por SIDA ahora ocurren abrumadoramente en el primer año en personas que reciben un diagnóstico tardío.

El informe confirma algo que se ha informado en otros lugares: las personas menores de 60 años, a las que se les diagnostica a tiempo, con recuentos de CD4 superiores a 350, ahora tienen menos probabilidades de morir que la población general en el mismo grupo de edad, probablemente debido a una mejor atención médica . En 2018, la tasa de mortalidad entre este grupo fue de 0.119% (una persona de cada 840 muertes por año) en comparación con 0.161% en la población general (una persona de cada 621 por año). En los hombres con VIH, la mortalidad anual fue de una muerte en 714 al año en comparación con uno de cada 507 en la población general; en las mujeres fue uno de cada 1369 versus uno de cada 806. Este es un cambio notable para una enfermedad en la que, en el pico del SIDA, esa cifra anual era más como uno de cada cinco.

Referencias

O’Halloran C y col. VIH en el Reino Unido: hacia cero transmisiones de VIH para 2030: Informe 2019. Salud Pública Inglaterra, 2019.

Corrección: Este artículo se modificó el 17 de enero de 2020. Las cifras de incidencia se actualizaron después de una corrección en el propio informe de PHE.

En: http://www.aidsmap.com/news/jan-2020/could-uk-hiv-transmissions-really-go-down-near-zero-2030-latest-report-suggests-so