Por Amanda D’Ambrosio, redactora de empresa e investigación, MedPage Today

Dos dosis de una vacuna contra el COVID-19 fueron significativamente menos protectoras contra el Omicron en comparación con el Delta, pero una inyección de refuerzo devolvió la inmunidad a niveles altos, según datos reales del Reino Unido.

Una serie de dos dosis con la vacuna de Pfizer/BioNTech proporcionó algo menos del 40% de protección contra la infección sintomática con la variante Omicron unas 25 semanas después de la segunda dosis, en comparación con una protección de alrededor del 60% contra Delta, según un informe técnico publicado por la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido.

“Estas primeras estimaciones sugieren que la eficacia de la vacuna contra la enfermedad sintomática con la variante Omicron es significativamente menor que en comparación con la variante Delta”, señaló la agencia en el informe. Sin embargo, se observó una eficacia de la vacuna “entre moderada y alta” en el periodo inicial después de una inyección de refuerzo, añadieron.

Un refuerzo de Pfizer/BioNTech aumentó la eficacia de la vacuna hasta el 76%, según la agencia. Entre las personas que recibieron la serie de AstraZeneca para su inmunización inicial (que casi no ofrecía protección contra el Omicron), la eficacia de la vacuna aumentó al 71% después de un refuerzo de Pfizer/BioNTech.

La investigación del Reino Unido comparó la eficacia de la vacuna contra Omicron frente a la de Delta, e incluyó a 581 personas infectadas con la nueva cepa y a más de 56.000 infectadas con Delta desde finales de noviembre hasta el 6 de diciembre.

En un análisis separado, los datos del Reino Unido mostraron que la tasa de reinfección con Omicron era también mucho mayor que la reinfección con Delta. De 329 personas infectadas con Omicron, el 7% tenía una infección previa, en comparación con el 0,4% de las aproximadamente 85.000 personas infectadas con Delta.

El informe también encontró una reducción de 20 a 40 veces en la actividad de los anticuerpos neutralizantes en comparación con los virus utilizados para desarrollar las vacunas. Sin embargo, una dosis de refuerzo mejoró significativamente los anticuerpos neutralizantes, independientemente de la vacuna administrada en la inmunización inicial.

La doctora Katelyn Jetelina, epidemióloga del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston, dijo que los datos sobre la eficacia de la vacuna y las tasas de reinfección hallados en este estudio confirman lo que los investigadores ya habían descubierto en las investigaciones de laboratorio: las vacunas ofrecen una protección significativamente menor contra Omicron, y se espera que las tasas de reinfección sean altas.

Jetelina señaló que era tranquilizador ver que “podemos frenar la infección aún con un refuerzo, lo que es realmente fenomenal”. Pero también advirtió que es probable que los casos aumenten.

“Creo que todos estos datos nos muestran que vamos a tener muchas infecciones con Omicron”, dijo Jetelina a MedPage Today. Aunque una alta tasa de infección no equivale necesariamente a una enfermedad grave a nivel individual, Jetelina dijo que le preocupan los resultados a nivel de población resultantes de una avalancha de nuevos casos.

“Ahí es donde me pongo un poco más nerviosa”, dijo. “Porque una variante muy transmisible se extenderá por todo Estados Unidos, e incluso si la tasa de enfermedad grave es baja, si estás hablando de 330 millones de personas, esas cifras empiezan a sumarse muy rápidamente”.

La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido señaló que estos resultados deben interpretarse con precaución, debido al bajo número de casos de Omicron incluidos en su análisis. Además, se necesitan más datos antes de que los científicos puedan determinar la eficacia de las vacunas contra la enfermedad grave, la hospitalización y la muerte por la cepa Omicron.

“Pasarán algunas semanas antes de que se pueda estimar la eficacia contra la enfermedad grave con Omicron”, declaró la agencia. “Sin embargo, basándonos en esta experiencia, es probable que sea sustancialmente mayor que las estimaciones contra la enfermedad sintomática”.

El Reino Unido informó de que los casos de Omicron se duplican en el país cada 2 o 3 días, y notificó la primera muerte del país por la nueva cepa.

Dada la posibilidad de que se produzca una afluencia de casos de Omicron aquí en los EE.UU., será fundamental mantenerse vigilante en la práctica de las intervenciones de salud pública, dijo Jetelina.

“Creo que todavía tenemos que frenar la transmisión con máscaras, ventilación y pruebas”, añadió. También es muy importante que los “no vacunados se vacunen”.