Un estudio retrospectivo encontró que las personas con linfoma no Hodgkin que son VIH positivas y no han recibido terapia antirretroviral, tienen resultados similares con la quimioterapia R-CHOP estándar , en comparación con aquellos que ya comenzaron su tratamiento contra el VIH.

El estudio sugiere que los pacientes VIH positivos diagnosticados con linfoma no Hodgkin deben comenzar la quimioterapia junto con la terapia antirretroviral lo antes posible.

Los resultados se presentaron en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) 2019 , celebrado del 27 de septiembre al 7 de octubre, en Barcelona, ​​España, en una presentación titulada ” Linfoma no Hodgkin en pacientes VIH positivos tratados con terapia antirretroviral y quimioterapia: un estudio retrospectivo de una sola institución.

Las personas VIH positivas tienen hasta 25 veces más riesgo de desarrollar linfoma no Hodgkin que la población general. Aquellos con CD4 más bajos y aquellos que no recibieron terapia antirretroviral altamente activa (TARGA) tienen un riesgo particularmente mayor y un peor pronóstico.

Las personas pueden ser diagnosticadas con linfoma no Hodgkin al mismo tiempo del diagnóstico de VIH o algún tiempo después de ser diagnosticadas con VIH

Investigadores en Italia realizaron un estudio retrospectivo para comparar la respuesta a la quimioterapia tipo R-CHOP: quimioterapia estándar que contiene rituximab , ciclofosfamida , doxorrubicina , vincristina y prednisona , entre los dos grupos Todos los pacientes recibieron TARV junto con la quimioterapia.

El estudio incluyó a 46 pacientes, 11 naive y 35 experimentados, que tenían similitud en edad, sexo, tipos de linfoma, afectación del sistema nervioso central, frecuencia de síntomas de células B, coinfección con hepatitis. Sin embargo, los pacientes naive tenían linfoma más avanzado, con un 91% de metástasis en comparación con el 41% de los pacientes con experiencia.

Al comienzo del tratamiento. La mitad de los pacientes naive mostraron toxicidad, frente al 10,7% de los pacientes experimentados.

Los pacientes naive suelen tener mayores cargas virales, lo que “puede explicar sus peores condiciones en cuanto al linfoma no Hodgkin en el momento del diagnóstico y la toxicidad durante la quimioterapia”, escribieron los investigadores.

Sin embargo, después de un año de seguimiento, los grupos mostraron tasas de respuesta similares (el porcentaje de pacientes que respondieron al tratamiento total o parcial, fue un 60% de pacientes naive y un 62% en pacientes experimentados.

Los dos grupos mostraron un riesgo relativo y sobre vida similar, una media de 67 meses en el grupo niave versus 69,4 meses en los pacientes experimentados.

“El inicio inmediato de TARGA en combinación con quimioterapia probablemente redujo el impacto de el estado inmunitario en términos de respuesta al tratamiento y supervivencia”, declararon los investigadores.

Se concluye que “los pacientes naive deben ser tratados con regímenes estándar de quimioterapia, sin modificación de la dosis o el horario”.

En: https://lymphomanewstoday.com/2019/10/18/hiv-positive-non-hodgkins-lymphoma-patients-should-receive-chemotherapy-along-with-antiretrovirals-therapy-retrospective-study-says/

POR ALEJANDRA VIVIESCAS, PHD